El nuevo BX-1 ya está operativo en su casa del barrio Lynch